top of page
  • Foto del escritorWen Posada

Beldi Camp, una experiencia mágica en el Desierto del Sahara

Marruecos es un destino apetecido por muchos viajeros que viven en Europa o personas que vienen de otros continentes y se encuentran con un país que es muy cerca de España y que además se encuentran vuelos muy baratos en aerolíneas de bajo costo.


Si te has decidido por visitar este país africano, una visita imprescindible es el Desierto del Sahara, allí puedes hospedarte en campamentos instalados en la mitad del desierto.



Nosotros estuvimos en el Beldi Camp, un campamento en el que la amabilidad del personal, la comida y su comodidad harán de esta experiencia aún más inolvidable.



Si te hospedas en el Beldi Camp, por lo general se llega a pueblos como Merzouga o Erfud, en donde te estarán esperando en una 4x4 para adentrarse en el desierto del Sahara, en un camino en el que te sientes como si estuvieras en un rally, pues en realidad no hay un camino trazado, sino que se avanza entre dunas de arena amarilla hasta llegar al maravilloso campamento.



La experiencia en el Desierto del Sahara no sería igual sin habernos quedado en un campamento con todas las comodidades, que no imaginas que puedas tener en la mitad del desierto, como llegar a tu tienda de campaña, abrir y encontrarse con una cama King, baño completo y privado, agua caliente e internet permanente y sobretodo buen gusto en sus decoraciones, con un ambiente de cojines, tapetes y mantas marroquís. El precio de cada noche incluye el desayuno y la cena en la que disfrutas de autentica comida marroquí, en la noche tres platos típicos de la región como tajine, cuscús y en el desayuno de igual manera cuentas con diferentes opciones para empezar un día lleno de energía en el Desierto del Sahara.





En el Beldi Camp puedes pasar el día disfrutando de la imponente vista a las dunas del desierto descansando en camas y salas que se ubican sobre la

arena, además puedes tomar libremente tablas para practicar sandboarding, y descender por los inmensos cerros de arena.



A las 5 de la tarde, dependiendo de la época del año, te llevan a recorrer inmensas dunas color naranja que se pierden en el horizonte y tus ojos no ven un final, allí se contempla el atardecer y se toman fotos que solo se pueden hacer en este lugar, una de las mejores y exóticas experiencias que puedas vivir en tu vida




Toda tu estadía en el Sahara, no sería igual sin el contacto permanente con personas de la etnia Berebere, que por cierto son la mayoría de habitantes en Marruecos y su amabilidad y calidez te harán sentir como en casa, en las noches te invitan a una reunión alrededor del fuego, en la que cantan canciones bereberes con tambores, bailas y disfrutas de una noche africana bajo las estrellas en la mitad del desierto.








Para reservar en el Beldi Camp puedes hacerlo aquí:


Comentarios


Top Stories

bottom of page