top of page
  • Foto del escritorWen Posada

La bella mezcla de Kali Uchis





Kali Uchis es lo mejor de dos mundos: desde su vida y su personalidad, hasta su hipnótica música salta con facilidad entre lo latino y lo anglo, entre cantar en la lengua de sus padres (el español) y la lengua con la que creció en sus viajes a Estados Unidos (el inglés); sus ritmos son una mezcla cautivadora de esos sonidos latinos que nos mueven el cuerpo con energía y sensualidad, y la exploración musical de géneros como el pop el hip hop y hasta el rock que son tan prominentes al norte de la frontera.


Karla Marina Loaiza, a quien su papá le decía “Karluchis” de cariño, siempre ha estado metida en el mundo del arte… solo que nadie esperaba que fuese tan buena a la hora de crear música: su primer mixtape, Drunken babble, ha sido llamado una “obra que desafía los géneros establecidos”. De ahí en adelante, con esa mezcla única de estilos y géneros, llegó a trabajar con artistas como Snoop Dogg y Gorillaz. “Cada canción es un género diferente”, dijo en una entrevista con Rolling Stone.


Su primer álbum, Isolation, la muestra cómodamente explorando distintos géneros y cantando tanto en inglés como en español. Y su más reciente disco, el éxito global de Sin miedo (del amor y otros demonios), trae algunas de las pistas más particulares y sensuales que ha producido en su vida, como la increíble Telepatía. Sus temas son sorpresas que no podemos esperar a desempacar, a escuchar el viaje musical en el que nos llevan de principio a fin.


Por esto es que Kali Uchis es una de las artistas más grandes de la música pop en estos momentos… y por eso es que no podemos esperar a ver su sonido único, su voz que se mueve tan cómodamente entre diferentes mundos, en el Festival Estéreo Picnic.


Comments


Top Stories

bottom of page